Lecturas: TEMPLATE ERROR: Invalid data reference post.id: No dictionary named: 'post' in: ['blog', 'skin', 'view']

lunes, 14 de mayo de 2012

LOS ENSAYOS NUCLEARES Y EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Los ecologistas y ambientalista hemos elaborado infinidades de escritos sobre las causas del calentamiento global, el CO2, el aumento de los gases efecto invernadero, la quema de combustible fósiles por las industrias plantas termoeléctricas  y vehículos, la ganadería y la agricultura, los incendios forestales, la minería cielo abierto, la desforestación, etc. Son pocos los que señalan entre las causas y mencionan la relación de los ensayos nucleares con el calentamiento global, falta revisar las estadísticas desde 1945 hasta 1996, en esos años eran constantes los ensayos nucleares, sin olvidar Hiroshima y Nagasaki. 


Una foto de una bomba nuclear detonada por el gobierno francés en el atolón de Mururoa, Polinesia Francesa. original aquí.( Pierre J. / CC BY NC SA )

Los ecologistas y ambientalista hemos elaborado infinidades de escritos sobre las causas del calentamiento global, el CO2, el aumento de los gases efecto invernadero, la quema de combustible fósiles por las industrias plantas termoeléctricas  y vehículos, la ganadería y la agricultura, los incendios forestales, la minería cielo abierto, la desforestación, etc. Son pocos los que señalan entre las causas y mencionan la relación de los ensayos nucleares con el calentamiento global, falta revisar las estadísticas desde 1945 hasta 1996, en esos años eran constantes los ensayos nucleares, sin olvidar Hiroshima y Nagasaki. Esos años estaba desatada la carrera atómica y aun hay países que añoran tener armas nucleares  y hacen sus ensayos sin importar el planeta y la humanidad. En las cumbres sobre el calentamiento global hay que introducir como causas del calentamiento global estos ensayos que rayan en la paranoia.
Para saber el daño causado a nuestro planeta, es necesario conocer que los países que poseen arsenal nuclear son: Estados unidos, Rusia, Inglaterra, Francia, China, Israel, India y Pakistán, Corea del Norte. Países que vienen realizando ensayos nucleares desde 1945, se contabilizan más de 2050 ensayos nucleares, atmosféricos, marítimos y subterráneos.

PAIS
CIFRAS DE ENSAYOS
PERIODO DE TIEMPO
MEGATONES LIBERADOS
Estados Unidos
1032
1945 - 1992
             179
Unión Soviética
  715
1949 - 1990
             285
Reino Unido
    45
1952 - 1991
                 9
Francia
  210
1960 - 1996
               14
China
   45
1964 – 1996                      
               23
India
    6


Pakistán
    6


Total
2059                                                        

           510

India realizó cinco ensayos en 1998 (India también realizó un ensayo denominado como explosión nuclear pacífica en 1974.)
Pakistán realizó seis ensayos en 1998.
La República Democrática Popular de Corea anunció que había realizado un ensayo nuclear en 2006.
En los cinco decenios que van desde 1945 a 1996, se realizaron más de 2.000 ensayos nucleares por todo el mundo.
Después de que se abriera para firmas el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares(TPCEN) en septiembre de 1996, se realizó aproximadamente media docena de ensayos nucleares.
 Con el descubrimiento de la energía nuclear y con el desarrollo de la bomba atómica, en sus ensayos y pruebas, se han diseminado por el planeta numerosos productos residuales de las pruebas nucleares. En los últimos años la descarga en la atmósfera de materias radiactivas ha aumentado considerablemente, constituyendo un peligro para la salud pública. Los más peligrosos son las pruebas nucleares y las más letales para el daño ambiental y la salud pública  son las que tienen lugar en la atmósfera. La fuerza de la explosión y el gran aumento de temperaturas que las acompaña convierten a las sustancias radiactivas en gases y productos sólidos que son proyectados a gran altura en la atmósfera y luego arrastrados por el viento. La distancia que recorren las partículas radiactivas así liberadas depende de la altura a la que han sido proyectadas y de su tamaño. Pero las partículas más finas pueden dar varias veces la vuelta a la Tierra antes de caer en un determinado punto de nuestro Planeta.
Una columna masiva de la subida del agua del mar como los EE.UU. detonar una bomba atómica en el atolón de Bikini en el Pacífico en la primera prueba bajo el agua del dispositivo, 25 de julio de 1946. (Foto AP)


Una vez depositadas en el suelo, las partículas radiactivas pueden ser arrastradas por la lluvia aumentando la radiactividad natural del agua.
Para los científicos nucleares aun no están convencidos de que las detonaciones atmosféricas generan grandes cantidades de óxidos de nitrógeno. Gas que a baja altitud contribuye al calentamiento (efecto invernadero) pero que a las alturas a las que es transportado por las explosiones nucleares se convierte en un potente gas reflector, que absorbe y priva a la superficie de una parte importante de la radiación que incide sobre la Tierra.
Los ensayos nucleares se han liberados, según cifras del Boletín Oficial del Científico Atómico 510 megatones, un equivalente aproximadamente a 15 mil bombas de las lanzadas en Hiroshima y Nagasaki (34 Kilotón), lo espantoso es que el arsenal mundial alcanza unos 15 000 megatones de poder explosivo concentrados en números que varían entre 23 mil a 45 mil bombas atómicas. 
Todos estos años hay un silencio político-científico, sobre este tema, es evidente, se han buscado las causas del calentamiento global a través de los años, pero jamás se fue contundente contra el daño de la energía nuclear liberada a través de los ensayos y pruebas atómicas y no solamente los aerosoles con sus clorofluorocarbonados (CFC), porque no puede ser que estos ensayos atómicos en los tiempo de la Guerra Fría no hayan producido abundante óxidos de nitrógeno en la atmosfera y por el propio calor de las explosiones, lo que se materializa en un aumento de la radiación ultravioleta y por consiguiente en esa época se potenciaron las malformaciones, esterilidad, mutaciones y canceres y los cuales se incrementaron por el aumento de la radioactividad en el ambiente. En el Boletín de explosiones atómicas se oculta las explosiones suboceanicas, Sin considerar que el pescado y los derivados del mar forman parte principalísima de la cadena alimenticia humana. Solamente se contabilizan las realizadas en tierra y aire.
Hay países en este mundo de avaricia y poder económico y militar que sueñan con fabricar bombas atómicas y los que la poseen aunque firmen miles de tratados quisieran desarrollar armamentos de destrucción masiva, poco les preocupa los efectos devastadores que significan los ensayos nucleares y una guerra atómica, para eso, ellos construyen y desarrollan  Estaciones Espaciales, como escapar de los daños causados por la precipitación radioactiva sobre extensas zonas, el agotamiento del ozono por los óxidos nitrosos de las explosiones nucleares y los cambios climáticos producidos por el humo de grandes y prolongados incendios afectaría gravemente a la mayor parte del planeta.

La humanidad, los 7 mil millones de seres que poblamos el planeta exigimos  poner fin a uno de los experimentos más destructivos, terminar con los ensayos nucleares de una vez por todas y dejar el cinismo que mantienen los países que poseen  arsenal nuclear.
Por un mundo más seguro ante la amenaza de las armas nucleares, tenemos que aplaudir a los países que han ratificado el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN).  Son  ocho países que faltan por ratificar el tratado para que entre en vigor. Ellos son: China, Corea del Norte, Egipto, Estados Unidos, India, Irán, Israel y Pakistán.

Durante las cinco décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, ensayos nucleares sacudían e irradiaban al planeta en promedio cada nueve días. Esta era llegó a su fin en 1996, cuando el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares fue adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Sin embargo, para que el tratado pueda entrar en vigor es necesario que lo ratifiquen los 44 países especificados en el tratado como poseedores de tecnología nuclear. Hasta que estos países lo hagan, el peligro de los ensayos nucleares continuará acechándonos.

Es urgente que el TPCEN alcance la vigencia jurídica completa en todo el mundo lo más pronto posible. Una prohibición completa de todas las explosiones nucleares obstaculizaría la modernización de los arsenales nucleares existentes y el desarrollo de nuevas armas, reduciendo las capacidades existentes y potenciales de los estados poseedores de armas nucleares. El TPCEN refuerza tanto la no proliferación como el desarme nuclear y es un elemento esencial para la seguridad global, regional y nacional.

Las Naciones Unidas, realiza esfuerzos espasmódicos para imponer los tratados de prohibición del uso de las armas nucleares. Un ejemplo es la resistencia de ocho países de ratificar el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN), si  Estados Unidos no firma que ejemplo le está dando a Irán, que también se niega a reconocer dicho tratado, al igual que Corea del Norte; porque la ONU no impone sanciones económicas, financieras y políticas a la administración Obama por negarse a firmar dicho tratado, así como anteriormente el gobierno de Estados Unidos con el apoyo de la ONU  ha sancionado, invadido y destruido a pueblos como el de Irak, Afganistán, los Balcanes, Libia, etc. Mas si con este tratado estamos salvado la vida del planeta.

El mundo sin armas nucleares puede convertirse en la realidad solo en el caso de integración de los esfuerzos de todos los países y pueblos, independientemente del hecho que si posean o no las tecnologías nucleares. Es posible que hoy tengamos que comenzar a discutir el asunto de aprobar en perspectiva la Declaración Universal del mundo sin armas nucleares, en la cual podríamos fijar la disposición de todos los Estados ir hacia los ideales del mundo sin armas nucleares.

1 comentario:

  1. Me encanto esta información, gracias por compartirla. Buen día

    ResponderEliminar

Chat gratis